Es importante que los labios estén sanos, lisos y suaves; para quitar los pellejos o pielecitas levantadas, se puede utilizar una barra exfoliante para los labios. Otro truco es empapar un algodón en agua caliente y aplicarlo sobre los labios unos segundos.

Sobre los labios secos o agrietados aplicar una crema apropiada mañana y noche o incluso varias veces al día; estas cremas unifican la piel y la hacen más jugosa, porque aunque las barras de labios contienen cada vez más activos hidratantes las cremas para los labios son insustituibles, especialmente para aquellos con tendencia a secarse o irritarse.

Con un lápiz color carne o del mismo tono que la barra, dibujar el contorno de los labios, siguiendo la línea natural; empezando por el centro del labio superior y siguiendo hasta las comisuras (lo mismo en el labio inferior). Después, rellenar con el mismo lápiz el interior de los labios mediante trazos verticales, sin llegar a los extremos; unificar y difuminar con el dedo.

Aplicar con pincel o directamente con la barra una fina capa, solamente en la parte central de los labios, sin llegar a las comisuras, para dar luminosidad al color.

Para agrandar los labios finos, dibujar el borde exterior con un lápiz beige claro. Aplicar un tono claro en el centro del labio inferior.

Para afinar los labios gruesos, dibujar el contorno de los labios con un bastoncito de algodón empapado en fondo de maquillaje o con un lápiz beige rosado por el interior del labio.

Para disimular las comisuras caídas, dibujar la línea del contorno superior elevándola ligeramente al llegar a los extremos; los tonos apropiados son los rojos claros o los rosas.

Si se tiene el labio superior más fino, dibujar solamente el contorno del labio superior; utilizando dos tonos y aplicar el más claro en el labio superior.

Si se tiene el labio inferior más fino, dibujar solamente el contorno del labio inferior; lo mismo que en el caso anterior, utilizar dos tonos, aplicando el más claro en el labio inferior.

Para rectificar o borrar, empapar un bastoncito de algodón en fondo de maquillaje y tapar con él el error.

Para atraer la luz a los labios, dibujar el contorno con un lápiz blanco.

Para disimular las arrugas o las sombras alrededor de la boca, aplicar el producto anti-ojeras en todo el contorno difuminándolo bien.



Google