Considerados un objeto de deseo y al mismo tiempo de ternura maternal, los senos son una parte importante en el cuerpo de las mujeres y si bien la mayoría de las veces no son tomados en cuenta más que para implantes quirúrgicos, es necesaria la revisión periódica para así mantener su belleza y salud natural.Que se vean firmes, bellos y turgentes es una preocupación habitual.


Uno de los trucos más recomendados por todas es el de dormir en cualquier posición menos boca abajo. Esto provocará el aplastamiento de los mismos, ya que el cuerpo estará depositando su peso sobre ellos. También mantener el peso ideal ayudará a que no se vean ni más grandes ni más pequeños, sino en su justa medida, además de evitar la flacidez.

También emplear un buen sostén, adecuado a las dimensiones, sera algo importante
. Esto es algo que, además, se debe complementar con una buena postura al caminar y al sentarse, ya que esto influye mucho en cómo se ven.

Ejercicios para mantener pechos firmes

1- De pie y frente a la pared con los brazos extendidos al frente y las manos apoyadas sobre una superficie lisa. Flexionar los codos hasta que el pecho toque la pared y regresar a la posición anterior.

2- Intenta repetir este ejercicio, que también es efectivo para combatir la flacidez de los brazos. Acostada boca abajo en el piso o superficie dura y manteniendo como puntos de apoyo, la palma de las manos y las rodillas.

3-Sentada con la espalda recta y la planta de los pies apoyados en el piso, entrecruza los dedos de tus manos a la altura de tu pecho y levanta los brazos hasta la altura de los hombros como si fueran alas de mariposa. Repite a intervalos de 10 sin descansar.

4- En la misma postura anterior, une la palma de las manos y empuja con fuerza una contra la otra. Aunque no lo parezca este ejercicio trabaja directamente sobre los pectorales y es verdaderamente efectivo cuando ante cada empuje percibes el movimiento de los pechos.

5- En la misma postura anterior, estira un brazo hacia arriba, tirando con fuerza, mientras el otro hace contrapeso hacia abajo. Alterna los brazos y repite sucesivamente.

6- De pie, con la espalda recta, extiende los brazos al frente y realiza el ejercicio de la tijera que consiste en cruzar los brazos reiteradamente. No vale pararse a descansar hasta que no hayas concluido el intervalo que puede ser de 10 a 15 repeticiones.

7- Repite el ejercicio anterior combinando el movimiento de cruzar los brazos con el desplazamiento de éstos de arriba hacia abajo. Es decir a la par que vas cruzando los brazos, vas subiendo de a poco hasta la altura de la cabeza y luego los vas bajando hasta el tronco. Rosa Mañas • lunes, 19 de octubre de 2009

Busto firme y sexy en poco tiempo

Evitar los baños calientes y ducharse con agua que no esté muy caliente y acabar aplicando agua fría sobre la zona del busto.

Asegúrarse de usar la talla correcta de sujetador. La mejor manera de averiguarlo es levantando los brazos. Si al hacerlo la piel del pecho comienza a asomar por debajo de la prenda, es necesaria otra talla o modificar la longitud de los tirantes.

Olvídarse de los sujetadores con relleno porque no dejan que la piel del pecho transpire y evitan su adecuada oxigenación.

Una de las cosas que más preocupa a las mujeres acerca de su físico es tener el pecho caído. La falta de ejercicio, la lactancia o el paso de los años son los responsables de que el pecho de la mujer pierda firmeza.

Un pecho firme está relacionado con juventud, sin embargo, no tiene que ser una regla inamovible. Hacer ejercicio es muy bueno para fortalecer el pecho y hay actividades específicas para lograrlo

.




Google