PIEL SECA

La piel es uno de los órganos más importantes, ya que protege del entorno y proporciona apariencia y sentido del tacto. Sin embargo, cuando la piel llega a secarse puede cuartearse o causar picazón, perdiendo su capacidad para funcionar correctamente.
La falta de humedad en la piel produce desde la típica aspereza, descamación y pequeñas grietas hasta enrojecimiento, inflamación, tirantez y picazón constantes.
Cuando la piel empieza a perder humedad por primera vez, se percibe tirante y aspera pudiendo llegar a escamarse o cuartearse

Sintomas

Piel facial seca es particularmente incómoda y puede dar lugar a envejecimiento prematuro. La sequedad suele aparecer en las mejillas/carrillos y alrededor de los ojos. Los labios también se secan frecuentemente, sobre todo en invierno.
La piel seca en el cuerpo aparece primero más frecuentemente en los pies y las espinillas, dado que estas zonas poseen menos glándulas sebáceas y están expuestas más a menudo al entorno. No obstante, puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo.

Causas

Las causas de la piel seca son factores tanto externos como internos.
Cuando la barrera natural de la piel está deteriorada, la humedad puede evaporarse más fácilmente dejando una piel seca, tirante y áspera.
Cuidado cutáneo. El lavado frecuente o prolongado, así como los baños o las duchas calientes, eliminan los lípidos constituyentes de la barrera cutánea.
Medicacion. Ciertas medicaciones y tratamientos médicos (como radioterapia, diálisis o quimioterapia) son conocidos por causar piel seca como efecto secundario. Se sabe que tienen este efecto secundario las medicaciones que controlan la presión arterial, como diuréticos.
Verificar con un médico o farmacéutico si una medicación puede contribuir a la piel seca.
Influencias geneticas. Los niveles de humedad en la piel están determinados en parte por la genética. Algunas personas están predispuestas genéticamente y heredan una tendencia hacia la piel seca. En condiciones idénticas, personas diferentes pueden tener distintos tipos de piel. Las personas con piel clara parecen ser más propensas a la piel seca que las personas con la tez más oscura. Enfermedades como la diabetes se basan en una predisposición genética.
Influencias hormonales. Los cambios hormonales, en el embarazo o la menopausia, pueden inducir que la piel llegue a secarse.
Edad. A medida que se envejece, la capacidad para producir sudor y lípidos disminuye debido a la reducción de la función de las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas en la piel.
La piel seca y el envejecimiento están interrelacionados.
Dieta Una carencia de nutrientes, ácidos grasos insaturados y vitaminas, pueden contribuir a la sequedad cutánea. Las vitaminas C y E también participan en el mantenimiento de una piel sana.

Factores

La piel sana está bien hidratada y su barrera cutánea está intacta. Aunque los principales factores contribuyentes de la piel seca son los comentados anteriormente, otros factores pueden afectar también a la gravedad de la sequedad cutánea.
Falta de tratamiento efectivo Puede contribuir también a la gravedad de la sequedad. Cuando la piel seca no se trata correctamente, la sequedad puede progresar e influir negativamente sobre la red de humedad de las capas más profundas. En consecuencia, un hidratante que abordase también este hecho ayudaría a mejorar los síntomas. La mayoría de los hidratantes sólo actúan para restablecer la función de la barrera superficial y se basan en la red de humedad subyacente para suministrar humedad a las capas superiores.
Exposición al sol. Un exceso de exposición solar puede también contribuir a la sequedad cutánea. Un filtro solar para la piel seca debe contener principios activos hidratantes además de un factor protector solar apropiado. Es también importante que el filtro solar y cualquier otro producto para el cuidado cutáneo que se utilice en la piel seca no contenga perfumes ni colorantes irritantes, dado que la piel seca, sobre todo la piel facial seca, es más propensa a la irritación que la piel normal.
Riesgos profesionales. Algunas profesiones pueden incrementar también el riesgo de piel seca. Normalmente se trata de profesiones que exigen trabajar en condiciones cálidas o frías (granjeros/pescadores), el uso frecuente de detergentes (médicos/enfermeras, peluqueros) o la exposición a productos químicos (mecánicos/limpiadores).
Deshidratación.La hidratación cutánea depende del equilibrio acuoso del organismo. Éste priva adicionalmente de humedad a la piel ya seca. Las personas de edad avanzada son propensas a la deshidratación, dado que la sensación de sed disminuye con la edad. La ingestión de un mínimo de 1,5 litros de líquidos al día es esencial para mantener un estado cutáneo sano.
Tabaquismo. La nicotina y las toxinas del humo de los cigarrillos pueden disminuir significativamente la circulación sanguínea, con el resultado de una reducción de la tasa metabólica dentro de la piel. Esto significa que la piel se reseca más fácilmente y envejece prematuramente.

Soluciones

Reducir el tiempo de exposición al agua caliente recurriendo a duchas rápidas en lugar de a baños prolongados.
Evitar usar productos para el cuidado cutáneo con sustancias irritantes: alcoholes, parabenos, colorantes o perfumes.
Una limpieza suave de la cara es particularmente importante, dado que el empleo de productos inadecuados puede incrementar la sequedad que, a su vez, puede contribuir a la aparición prematura de líneas finas y arrrugas.
Cuando la piel envejece, la sequedad cutánea contribuye al desarrollo prematuro de líneas finas y arrugas.
La hidratación llega a ser incluso más importante, ya que el mantenimiento de la hidratación cutánea puede prevenir la presentación de arrugas adicionales especialmente en la cara.
Evitar el aire seco pasando menos tiempo en el exterior cuando el clima es cálido o frío y utilice un humidificador en el interior cuando el ambiente sea cálido.




Google